Libros en movimiento / Books in motion (16/12/2017 – 31/12/2017)

  • La hija del Este – Clara Usón
  • ‎Inhumano – Patricia Cornwell
  • ‎Constitucionalismo histórico español – Antonio Torres del Moral
  • ‎Patria – Fernando Aramburu
  • ‎Secuencias de yoga – Mark Stephens
  • ‎Harry Potter and the philosopher’s stone – J.K. Rowling
  • ‎El mundo de ayer – Stefan Zweig
  • ‎Misión olvido – María Dueñas
  • ‎Gomorra – Roberto Saviano
  • ‎El mar – John Banville
  • ‎En estado salvaje – Charlotte Wood
  • ‎The accursed – Joyce Carol Oates
  • ‎El último judío – Noah Gordon
  • ‎El domingo de las madres – Graham Swift
  • ‎El regreso del Catón – Matilde Asensi
  • ‎El corazón helado – Almudena Grandes
  • ‎El tercer hombre – Graham Green
  • ‎Cuando todo se derrumba – Pema Chödrön
  • ‎Creatividad S.A. – Amy Wallace / Edwin Catmull
  • ‎Retoricas de la antropología – James Clifford / George E. Marcus

“Libros en movimiento” no tiene más pretensión que dejar constancia de aquellos libros que veo en mi deambular diario. Es, simplemente, lo que logro ver que la gente lee. No hay ninguna intención comercial o publicitaria. En vuestras manos está decidir si alguno de ellos merece ser parte de vuestra vida.

“Books in Motion” has no pretension but listing those books I see in my daily wander. It is just what I am able to see from people’s readings. There is no comercial or advertising intention. It is up to you to decide if any of those books should be part of your lives.

Anuncios

Mis libros en movimiento de 2017

Llega el final de cada año y muchos blogs, páginas culturales de periódicos o revistas se lanzan a publicar sus rankings con los mejores libros del año que acaba (algunos incluso osan a lanzarse a hacer listas con los peores libros del año). Y la mayoría de estos rankings no se hacen desde la modestia de la subjetividad, sino que se publican como verdades absolutas. En muchas ocasiones esas listas encierran tanto egocentrismo o, lo que es peor, tanto marketing que no puedo tomarlas en serio. Me repelen del mismo modo que lo hacen las estanterías e islas de “más vendidos” de las librerías (y no digamos ya la de los centros comerciales).

Creo, sin embargo, en las elecciones personales aleatorias y, la mayoría de las veces, ese azar guía mis lecturas: una portada que destaca entre el resto a pesar de no ser especialmente llamativa, cierta persona leyendo cierto libro en cierto lugar, una recomendación personal de alguien muy especial, un libro descolocado en una estantería o la animadversión de alguien hacia un determinado texto (o llevado a su máxima expresión mediante la censura pura y dura).

La sección “Libros en movimiento” de este blog comenzó con el sincero propósito de conocer libros y darlos a conocer a otros (a todos los que se quieran pasar por Librocinio). Veo a alguien leyendo un libro y lo apunto. Sin más. Y de entre todas esas notas, por diferentes motivos, hay ciertos títulos, que sin conocer nada de ellos, destacan y se convierten en mi próxima lectura.

Creo que somos lo que leemos, o más bien, lo que leemos nos convierte en lo que somos. Y si se quiere llegar a hilar un poco más fino, lo que leemos nos hace ser conscientes de lo que somos.

Durante este año muchos de esos “Libros en movimiento” se han transformado en lecturas propias (y orgullosamente digo que sé que se han convertido también en lecturas ajenas) y han pasado a ser parte de lo que soy. Como no podría ser de otra forma, no todos ellos han dejado un regusto agradable, pero me reconforta el hecho de que he encontrado algunos textos que han han ido directos a rellenar mi estantería de libros favoritos como Las partículas elementales de Michel Houllebecq, Un hombre ocioso de Yusuf Atilgan o el que me está acompañando en este final de año, Un hombre enamorado de Karl Ove Knausgard (me parece algo mágico lo que hace con la escritura este autor noruego).

Os dejo a continuación el listado completo de los libros que he leído este año con un enlace de aquellos que he comentado en el blog. Considerad esto como un extra de “Libros en Movimiento”.

Felices lecturas.

Libros en movimiento / Books in motion (01/12/2017 – 15/12/2017)

  • Quando tutto inizia – Fabio Volo
  • ‎Nürnberg bei Fürth – Günter Stössel
  • ‎Denison, Iowa – Dale Maharidge
  • ‎Un nouvel avant-guerre? – Andreï Gratchev
  • ‎La aventura en el tocador de señoras – Eduardo Mendoza
  • ‎Rapsodia gourmet – Muriel Barbery
  • ‎El alquimista – Paulo Coelho
  • ‎La catedral – César Mallorquí
  • ‎Los pacientes del doctor García – Almudena Grandes
  • ‎The Relic – Douglas Preston / Lincoln Child
  • ‎Tambores de otoño – Diana Gabaldón
  • ‎Un mal nombre – Elena Ferrante
  • ‎La desventura de la libertad – Pedro J. Ramírez
  • ‎La verdad sobre el caso Savolta – Eduardo Mendoza
  • ‎Ya no sufro por amor – Lucía Etxebarria
  • ‎El muro invisible – Politikon
  • ‎Tormenta en el Ártico – Clive Cussler / Dirk Cussler
  • ‎El fuego invisible – Javier Sierra
  • ‎Al sur del Mar Rojo – Luis Pancorbo
  • ‎Todos los últimos días grises – Miguel Paz Cabanas
  • ‎Padre Ángel: la humildad y la rebeldía – Lucía López Alonso

“Libros en movimiento” no tiene más pretensión que dejar constancia de aquellos libros que veo en mi deambular diario. Es, simplemente, lo que logro ver que la gente lee. No hay ninguna intención comercial o publicitaria. En vuestras manos está decidir si alguno de ellos merece ser parte de vuestra vida.

“Books in Motion” has no pretension but listing those books I see in my daily wander. It is just what I am able to see from people’s readings. There is no comercial or advertising intention. It is up to you to decide if any of those books should be part of your lives.

Libros en movimiento / Books in motion (16/11/2017 – 30/11/2017)

  • Episodios Nacionales – Benito Pérez Galdós
  • ‎Historia de la Edad Media – Indro Montanelli /Roberto Gervaso
  • ‎El teatro de Sabbath – Philip Roth
  • ‎La pareja de al lado – Shari Lapena
  • ‎Historia de un canalla – Julia Navarro
  • ‎El ocho – Katherine Neville
  • ‎La pintora de estrellas – Amelia Noguera
  • ‎Patria – Fernando Aramburu
  • ‎The girl with the dragon tattoo – Stieg Larsson
  • ‎1808: el dos de mayo, tres miradas – José María Blanco White / Alejo Carpentier / Benito Pérez Galdós
  • ‎Donde los árboles cantan – Laura Gallego García
  • ‎Brave New World (revisited) – Aldous Huxley
  • ‎El perfume – Patrick Süskind
  • ‎La mirada de Cleopatra – Anabel García
  • ‎En un país extraño – Charles Cumming
  • ‎Reglas para un caballero. Guía para una vida noble – Ethan Hawke
  • ‎Sway – Ori Brafman / Rom Brafman
  • ‎El héroe perdido – Rick Riordan
  • ‎Viajes por el Scriptorium – Paul Auster
  • ‎Flor de Santidad – Ramón María del Valle-Inclán
  • ‎La magia de ser Sofía – Elisabet Benavent
  • ‎Conversaciones con Dios – Neale Donald Walsh
  • ‎La jaula del rey – Victoria Aveyard
  • ‎Y colorín, colorado… Tú – David Safier
  • ‎El actor y la diana – Declan Donnellan
  • ‎El talisman – Stephen King / Peter Straub
  • ‎El club Dumas – Arturo Pérez-Reverte
  • ‎Un hombre llamado Ove – Fredrik Backman
  • ‎Mi isla – Elisabet Benavent
  • ‎La música del azar – Paul Auster
  • ‎En estado salvaje – Charlotte Wood

“Libros en movimiento” no tiene más pretensión que dejar constancia de aquellos libros que veo en mi deambular diario. Es, simplemente, lo que logro ver que la gente lee. No hay ninguna intención comercial o publicitaria. En vuestras manos está decidir si alguno de ellos merece ser parte de vuestra vida.

“Books in Motion” has no pretension but listing those books I see in my daily wander. It is just what I am able to see from people’s readings. There is no comercial or advertising intention. It is up to you to decide if any of those books should be part of your lives.

Libros en movimiento / Books in motion (01/11/2017 – 15/11/2017)

  • La catedral del mar – Ildefonso Falcones
  • ‎Atrapados en el hielo – Caroline Alexander
  • Ulises – James Joyce
  • Churchill – Roy Jenkins
  • ‎La banda de los niños – Roberto Saviano
  • ‎El guardián entre el centeno – J. D. Salinger
  • ‎El Zorro: comienza la leyenda – Isabel Allende
  • ‎È tutta vita – Fabio Volo
  • ‎Star Wars. Darth Bane. Dinastía del mal – Drew Karpyshyn
  • ‎Ronda del Guinardó – Juan Marsé
  • ‎Once upon the river love – Andreï Makine
  • ‎La ley de los justos – Chufo Llorens
  • ‎La verdad sobre el caso Harry Quebert – Joël Dicker
  • ‎El nombre del viento – Patrick Rothfuss
  • ‎La isla de Alice – Daniel Sánchez Arévalo
  • ‎Tiempos difíciles – Charles Dickens
  • ‎Tormenta de espadas – George R.R. Martin
  • ‎Años salvajes – William Finnegan
  • ‎Historia de dos ciudades – Charles Dickens
  • ‎El amor en el jardín de las fieras – Juan Eslava Galán
  • ‎El violin del diablo – Joseph Gelinek
  • ‎Hygge – Meik Wiking
  • ‎El rey del castillo – Victoria Holt
  • ‎Pájaro rojo de Irlanda – Sandra Gordon Langford
  • ‎Te veré bajo el hielo – Robert Bryndza
  • ‎La ciudad de los prodigios – Eduardo Mendoza
  • ‎La reina del sur – Arturo Pérez-Reverte
  • ‎Los cazadores de mamuts – Jean Marie Auel
  • ‎El muñeco de nieve – Jo Nesbø
  • ‎Q – Luther Blissett
  • ‎La magia de ser Sofía – Elisabet Benavent
  • ‎El extranjero – Albert Camus
  • ‎Eva – Arturo Pérez-Reverte
  • ‎Sapiens – Yuval Noah Harari
  • ‎Mil soles espléndidos – Khaled Hosseini
  • ‎El fuego invisible – Javier Sierra

“Libros en movimiento” no tiene más pretensión que dejar constancia de aquellos libros que veo en mi deambular diario. Es, simplemente, lo que logro ver que la gente lee. No hay ninguna intención comercial o publicitaria. En vuestras manos está decidir si alguno de ellos merece ser parte de vuestra vida.

“Books in Motion” has no pretension but listing those books I see in my daily wander. It is just what I am able to see from people’s readings. There is no comercial or advertising intention. It is up to you to decide if any of those books should be part of your lives.

Un hombre ocioso – Yusuf Atilgan

Paseaba sosegadamente por Berlín con Franz Hessel y su flâneur tranquilo (¿no va implícito este adjetivo en la realidad de un flâneur?), disfrutando esa ciudad que tanto adoro, cuando me pregunté qué otros escritores habrían llevado a sus personajes a pasear por sus ciudades haciendo de ello una ocupación. Curiosamente encontré la “desocupación”, la plenitud del ocio, la ociosidad de “un hombre ocioso”. Y, a su vez, me topé con Yusuf Atilgan llenando de vacíos erráticos el tiempo de su protagonista y haciendo de ello un arte (literaria y narrativamente hablando).

Este “hombre ocioso” que pasea por las calles de Estambul sin un rumbo definido es un hombre cualquiera. Es un hombre reducido a la nada más absoluta por culpa de la masa. Es un hombre peculiar, diferente, único. Es la tercera acepción de raro del diccionario de la RAE. Odioso por momentos, pero con tal determinación en sus creencias adogmáticas que en más de una situación uno querría ser él.

Este hombre que supura nihilismo por todos sus poros tiene a su vez un fin tan definido que podría creerse que este fin es el propio sentido de su aparente insustancial existencia: la belleza. ¿Qué es el arte, la alegría, el gozo e, incluso, el amor sino la consecuencia de la belleza encontrada en lo ajeno? No ya una belleza física, como la que podría desprenderse de un cuadro, una sonrisa o la caricia de un ser amado, sino la reacción que de ellos se genera en el alma de uno.

Esta obra de Atilgan es un conglomerado de reflexiones, anhelos, descripciones, diálogos difusos y diatribas filosóficas tan caótico como bello. Es una verdadera obra de arte literaria. Es el arte de la palabra justa en el momento justo, del sentimiento exacto expresado de la manera precisa. Atilgan ha sido comparado frecuentemente con Camus. Justamente éste podría ser ese texto que hubiera querido escribir Joseph Grand, el personaje secundario – o eso dicen – de La Peste, si se hubiera apartado de la ampulosidad de su amazona en la jaca alazana entre las floridas avenidas. Atilgan encuentra lo que Grand buscaba, la palabra más adecuada para cada momento pues, como el personaje de Camus explicaba, no resulta la misma imagen de recorrer una avenida florida que recorrer entre flores una avenida.

Al contrario que el flâneur de Hessel, C., el flâneur de Atilgan, no pasea pausadamente respirando la ciudad, escaneándola y viviéndola. C. la engulle, la devora, la repudia para terminar escupiendo sobre ella y aún así yéndose a acostar cada noche porque “dormir es la forma más rápida de que llegara el día siguiente” para poder seguir pateándola erráticamente. Y todo ello conjugado con la búsqueda de encontrarla. A ella. A la única. Mientras la busca, halla sucios roces en un autobús, una mujer “que no paraba de sorberse la nariz como un niño, lo cual la hacía aún más femenina (y) le gustaba” pero que “la dejó porque no paraba de sorberse la nariz”, una bizca con ojos con “el brillo de la humedad que sigue a los grandes aluviones” (he de reconocer que esta frase me tiene completamente subyugado) y, entre otras más, a Ayse, a la que cree amar tanto que acaba por no amarla. Y mientras la busca y no la encuentra C. nos despliega toda su filosofía crítica con los cánones sociales buenistas, con las convenciones establecidas, con la rutina autoimpuesta como acto de protección (habría que juntar a C. con el Michele de “Las partículas elementales” de Houellebecq ), con la necedad de la masa (es maravilloso el concepto que crea del hombre que sale del cine y la gente de la calle le destruye), con la creación de necesidades absurdas, en definitiva, con una sociedad moderna decadente.

Es algo realmente extraordinario la forma que tiene Yusuf Atilgan de mezclar en este relato filosofía, narrativa y paisajes. Una de las obras más completas que he podido leer en los últimos tiempos.

Quiero añadir una consideración final en forma de agradecimiento a la editorial Gallo Nero que ha sido quien ha publicado este texto en español con una edición muy cuidada (tal y como nos tienen acostumbrados) y con una traducción a cargo de Pablo Moreno que consigue que la extraordinaria dificultad de este texto nos llegue aparentemente intacta a nuestro idioma (la manera en la que se nos presenta la explicación de “Tratúmar y Corámar” deja esto bien patente).

¿Por qué he apoyado la iniciativa #LeoAutorasOct ?

Durante el mes de octubre desde Librocinio me he unido a la iniciativa #LeoAutorasOct porque creo firmemente que la literatura escrita por mujeres ha sido histórica y sistemáticamente infravalorada y vilipendiada y ello ha desembocado en que en la actualidad se lean menos libros escritos por mujeres que por hombres.

La simple observación basta para corroborar esta última afirmación. En Librocinio, desde febrero de 2016, llevo listando, en lo que he denominado “Libros en movimiento”, todos los libros que veo leyendo a la gente a diario. Aquí se pueden consultar los listados quincenales desde entonces hasta hoy. Esta observación se realiza sin ningún tipo de sesgo, simplemente libro que veo leer, libro que apunto. Da lo mismo si ese libro se va leyendo en el metro, en un parque, paseando por la calle o en una cafetería o si se trata de libros infantiles, novelas, ensayos, libros de divulgación científica o incluso libros de los denominados de “autoayuda” (si es que eso significa algo). Desde el 1 de febrero de 2016 hasta el 31 de diciembre de 2016 anoté unos 650 libros. De esos tan sólo un 30% habían sido escritos por mujeres. En 2017, desde enero hasta octubre, los aproximadamente 725 libros anotados muestran un resultado similar. No tengo datos de cuántos libros se publican al año escritos por mujeres y cuantos por hombres, ni datos históricos de publicaciones. Tan sólo puedo juzgar lo que he visto. Y lo que he visto es preocupante.

No creo que haya menos escritoras, ni que la calidad de lo que escriben sea menor y quiero resistirme a pensar que se les publique menos (si es que esto es así) por el simple hecho de ser mujeres. Históricamente sí creo que se les ha publicado menos y han sido tomados menos en cuenta sus textos. Me explico.

Yo empecé a leer literatura “adulta” gracias a la colección de Seix Barral de “Obras maestras de la literatura contemporánea” . La Peste y La Náusea fueron de los primeros títulos. Luego vinieron Trópico de Cancer, La familia de Pascual Duarte, La muerte en Venecia, Los santos inocentes, El espía que surgió del frío. Haciendo memoria tan sólo me vienen a la mente títulos de autores masculinos. ¿Por qué será eso? Pues quizás sea porque esa colección no incluía hasta el número 28 a una autora. En este caso se trata de Simone de Beauvoir con La mujer rota. Este libro ha sido precisamente el último que me he leído en este octubre dentro de #LeoAutorasOct . Y precisamente en esa colección. En el resto de la colección la cosa no mejora. No dispongo del listado completo pero entre los 50 primeros libros creo que Beauvoir es la única autora. Algo realmente lamentable.

Esto en cuanto a publicación. Si nos fijamos en el reconocimiento y tomamos los premios Nobel como una referencia (que cada vez creo que se puede menos), vemos que tan sólo un 12% de los galardonados con el Nobel de Literatura han sido mujeres.

Si algo no se visibiliza es como si no existiese. Quizás si no se ha querido visibilizar la literatura de autoras ha sido porque muchos de sus textos ponen patas arriba el sistema androcentrista y capitalista, propugnando ideas feministas, fuertemente cargadas de ideales sociales e igualitarios, y ya sabemos que ese tipo de ideas han molestado y molestan a los “hombres de bien”.

No dejemos que nos impongan un tipo de literatura con un tipo de ideas. La literatura escrita por mujeres es y ha sido una gran fuente de ideales necesarios. Leámosla y recomendémosla no sólo en octubre.

Por mi parte, os comparto aquí los libros que he leído este #LeoAutorasOct :

– The handmaid’s tale (Margaret Atwood)

– We have always lived in the castle (Shirley Jackson)

– Buenos días, tristeza (Fraçoise Sagan)

– La mujer rota (Simone de Beauvoir)